lunes, 11 de enero de 2010

Caminos sobre la nieve





Me adentro en un cuento de Cortázar. Seres extraños, blancos, me rodean. Intentan atraparme. Corro. Corro. Pero están por todas partes. La gente, despreocupada, parece feliz esta mañana del mes de Enero. Mis piernas también. Por qué nadie pensó en que en un día así todas las oficinas nos deberían de haber dado el día libre. A menudo a la gente mayor se le olvida disfrutar de las cosas verdaderamente importantes. Bajo los guantes las manos sueñan con el calor del agua caliente de la ducha. Bajo las zapatillas, los pies calados, aprovechan su día de heroicidad. Mientras corro a través de los caminos de hielo en busca de la gran ciudad me evado de todo. Hoy ha sido uno de esos días de disfrutar de cada zancada, de cada respiración y cada rincón del parque. Pero algo me preocupa. Los seres extraños me persiguen por todas partes. Corro pero no consigo dejarlos atrás. Enfrente, detrás de los árboles. No dejan de observarme. La gente parece feliz esta fría mañana del mes de Enero. Mis piernas también.

2 comentarios:

manuel binoy dijo...

Siempre nos quedará el consuelo de pensar que por fin la Maga y Julio están juntos jugando con su realidad; adelante y nos leemos.

Jan dijo...

Me ha encantado tu blog. Gracias por visitar el mío. Nos seguimos leyendo, y a ver si podemos conocernos pronto en alguna quedada

Publicar un comentario