jueves, 28 de enero de 2010

La vida, ese paréntesis



y no obstante siempre hay quien se resiste

a irse sin gozar

sin apogeos

sin brevísimas cúspides de gloria

sin periquetes de felicidad

.

De "Resistencias", La vida, ese paréntesis (1998). Mario Benedetti

3 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Corriendo me he dado cuenta de que no todo en la vida es dinero y bienes, que hay que llenar la vida con pequeños retos ilusionantes que a nuestra edad (yo tengo 38) llenan nuestra existencia. Esos pequeños retos nos dan vitalidad y nos llenan. Somos más felices y eso se nota.

manuel binoy dijo...

Diría que la vida del noventa por ciento de los runners que he llegado a conocer desde que estoy corriendo, y tengo 52 años, está marcada por la modestia, de ahí su grandeza como personas, ¿por qué será?

Javi dijo...

Simplemente por poder practicar este deporte estamos contentos y orgullosos de nosotros mismos.

Publicar un comentario