viernes, 22 de enero de 2010

El misterioso caso de la gente con colchonetas


Desde hace años lo decía la canción. Aquí no hay playa. Pero después de un par de días de rodajes, voy a comenzar a recorrer las calles del centro de la gran ciudad en su búsqueda. En algún lugar no muy lejano debe de estar el mar. Y ya tengo planeada la estrategia. Desde la glorieta de Bilbao saldré a Fuencarral, y desde ahí, pasearé entre cada manzana con la esperanza de encontrar el secreto, de descubrir la playa que ahora ya se que se esconde en algún rincón del centro de Madrid.

Miércoles y Jueves. Dos días de rodajes suaves a mediodía. 65 minutos por la Casa de Campo el miércoles. Ayer Jueves, otra hora para descubrir la Dehesa de la Villa y correr entre la niebla y los pinos. Los dos días las mismas buenas sensaciones. Los dos días la misma situación.

Al salir del trabajo a las dos y media, a las tres en punto ya estaba corriendo. De vuelta a casa, pensando en la ducha y en la merecida comida, sobre las cuatro de la tarde cruzo por Fuencarral apurando los últimos metros de carrera. Y ahí los vi. Despreocupados, ajenos al invierno, la gente paseaba con las colchonetas debajo del brazo. El primer día no lo di mucha importancia, pero ayer ya me mosqueé bastante. El miércoles era un pequeño grupo, tres o cuatro personas. Pero ayer más de una docena de chicos y chicas caminaban con una colchoneta hinchada debajo del brazo. No se de dónde salieron. No se a dónde se dirigían.

En algún lugar muy cerca de nuestra casa debe de estar la playa. Hoy toca día de descanso. Dedicaré la tarde a investigar. A esconderme debajo de mi sombrero y mi abrigo y a pasear por las calles del barrio, a ver si consigo descubrir el secreto mejor guardado. Aquí hay playa. Y si al final resuelvo el misterio, que mejor para una tarde de un viernes de Enero que pasear sobre la arena junto al mar.
.
Temo no hallar más que asfalto. Pero ahora ya se que la gran ciudad esconde un secreto.

4 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Seguro que los de la colchoneta que te parecen extraños, te miran y piensan: "mira que hay gente rara, mira ese tipo con esas lycras corriendo a esta hora del día cuando la gente está almorzando o durmiendo la siesta, hay gente pa to".

Miguel dijo...

JAJAJA

no lo había visto así...

ya he resuelto el misterio...

http://www.diariocriticocv.com/noticias//not319082.html

aún así seguiré buscando...

Javi dijo...

Como siempre curioso tu tema de entrada, pero en esta ocasion con razon.

Tus entrenamientos siguen su ritmo y nuestros caminos siguen para concluir en Madrid alla por finales del mes de Abril.

Pronto volveremos a compartir risas, zancadas, sueños y aventuras. Y amistad, sobre todo amistad. Porque disfrutamos corriendo juntos y porque nos gusta compartirlo.

En Getafe se me acompañaras.

Un abrazo

Celina dijo...

Suerte para Getafe chicos! lo de las colchonetas es para mosquearse. Mua

Publicar un comentario