lunes, 28 de marzo de 2011

No puedes esconderte

Gran Vía a toda carrera, 28/03/2011

"Esta noche, quiero creer que todavía tiene que suceder algo, que todavía pueden abrirse las calles de par en par. Puede que Willie Nile, cuando más lo necesito, vuelva a darme una pista (...). Puede, simplemente, que todo haya cambiado tanto que ni yo mismo me reconozca ni reconozca lo que pasa a mi alrededor. Pero creo, aún con toda la tristeza de lo que ya se ha ido para siempre, que hay algo que hay que tener todavía en cuenta: se trata de no renunciar nunca al propósito de ese disco, con sus guitarras eléctricas y su piano, su rock y su balada, se trata, en mi humilde caso y tal vez en el de mi gran amigo del periódico, de respirar hondo y salir al encuentro de la extraña, caprichosa, infinita vida de la calle. Nadie dijo que fuera fácil, pero no puedes esconderte. Aunque duela, no debes hacerlo. "

Fernando Navarro - Por las calles de Nueva York con Willie Nile - La Ruta Norteamericana -



16 kilómetros me acaban de dejar nuevo.

La tarde se ceñía gris sobre las calles de la gran ciudad, y una fina lluvia acompañaba a ratos. La tarde perfecta para improvisar. Como tantas veces, el parque del Oeste hasta el puente de los franceses, pero en lugar de entrar en la casa de campo el cuerpo hoy pedía pequeñas variaciones. Corro por la avenida de Valladolid hacia San Antonio de la Florida en busca de una línea azul que dibuja MAPOMA sobre el asfalto de Madrid, corro hasta llegar al Puente del Rey que me recuerda como un maratón se puede disfrutar sufriendo. La Casa de Campo, radiante en un día de lluvia. El lago con sus piragüas, el regreso habitual hacia el puente de los franceses.


Comienzo la subida del Parque del Oeste y aún hay ganas de improvisar. El templo de Debob me recuerda las dudas de hace un año. Plaza España, y para terminar Gran Vía y Hortaleza, como si estuviese atrapado en un videojuego en el que tienes que ir esquivando peatones y automóviles a toda velocidad. .


No puedes esconderte. Eres un corredor.



5 comentarios:

Jaal, Corredor Incierto dijo...

Y para que vas a esconderte si eres corredor. Me apunto a Willie Nile.

Saludos
Jaal

Miguel Mij-Mij dijo...

Se nota que lo has disfrutado. Sigue así.

Gonzalo Quintana dijo...

Estuve el fin de semana en madrid y vi algún corredor entre la multitud de gran vía y me dije "este está loco, ¿no hay mejores sitios?", ya veo que no era el único.

Maier dijo...

Miguel genial el relato y el entreno.. entrelazamos el binomio... para llegar bien a Mapoma, un saludo.

Miguel dijo...

Por eso mismo JAAL. Auqnue quisieras esconderte no podrías. La cabra siempre tira al monte...

Gracias MIGUEL. ¡Ánimo con esa recuperación!

¡de vez en cuando se ve algún loco, GONZALO! Desventajas de vivir por el centro, y aunque casi nunca subo por gran vía siempre el final de la carrera lo tengo que hacer entre peatones y coches... Al principio me costó acostumbrarme, ¡pero pronto le cogí el gustillo!

Uf, MAIER... este año no nos toca MAPOMA... ni siquiera ahora mismo se que nos tocará... Las rayas azules que marcan el recorrido aguantan todo el año sobre el asfalto, y siempre trae muy buenos recuerdos encontrarlas. Siempre nos quedará Madrid.

Publicar un comentario