miércoles, 5 de mayo de 2010

CARRERA DE LA MUJER


El domingo ni el tiempo ni yo amanecimos “muy católicos”. No sé si fueron los nervios previos a la carrera, pero solo conseguí dormir 4 horas en toda la noche.

Las zapatillas estaban mal puestas, el desayuno más pesado de la cuenta, el chip que no me deja atarme a mi gusto, tenía sed, frío, calor…me doy cuenta de que estoy histérica, más nervios.

El ambiente es impresionante, una marea azul se adentra por cada rincón del parque del Retiro, corremos a por nuestro chip, y a buscar un buen sitio para salir, a pesar de que voy acompañada por Cristina y Soraya, novia y cuñada de Chapi, echo de menos a Cristina a mi lado y a Miguel al lado de Javi, faltaba en cuerpo la mitad del equipo, pero su espíritu se dejaba notar; preferí ponerme música, me ayuda.Con los cascos colgando sobre mi cuello, la música a todo volumen se dejaba oír entre el barullo de 16.000 mujeres deseosas de salir. Minuto de silencio por el triste fallecimiento de Juan Antonio Samaranch, y ¡¡¡pistoletazo de salida!!! Las ganas te empujan a correr pero la realidad es que no se puede, esas 16.000 personas, algunas más, no te dejan, y acabe andando los primeros 10 minutos. A partir de ahí a correr, al principio todo bajadas, ¡estupendo! pero en mi cabeza solo estaba la cuesta del Ángel Caído, Miguel, Cristina y Javi ya la habían experimentado, solo quedaba yo, y así sin darme cuenta estaba en ella, Km. 3, nunca la había visto pero sabía que era, mis piernas me lo confirmaron, pero no sucumbí a ella. Mi esfuerzo, y ver a Javi, sus ánimos, su voz y el hecho de que corriera un tramo conmigo me hicieron tener alas, y otra vez bajada, veía los arcos de llegada, estaba en ellos, crucé la meta y mi reloj marcaba 39 minutos, ¡una pasada!

Sé que esto para todos vosotros cuasi profesionales no es nada, pero para mí, novatilla en el running, es todo un logro. Sé que no será el último, faltaría más, espero que antes de que acabe el año, sea capaz de hacer mis primeros 10.000.

Después cervecita, el mejor reconstituyente según mi amiga Silvia, ¡una experta! Y comida familiar para rematar un gran día.

Animo a todo el mundo a que participe en esta carrera, el ambiente es muy diferente al de otras, más relajado y se puede hacer andando. Si eres mujer da igual la edad y si eres hombre también, a pesar de no poderse inscribir, este año había mucha participación masculina. Y Sobre todo por la lucha contra el cáncer de mama.

Nosotros acudiremos a la de Gijón!!!

3 comentarios:

Jan dijo...

Felicidades, Mónica, y que nos veamos pronto en ese primer 10,000. Se empieza con poco, se acaba disfrutando de distancias más largas.

Besos

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Monica, estupendo teniendo en cuenta que anduviste los primeros minutos.
Nos vemos pronto en algún 10000

Besos

Miguel dijo...

Otra vez... ¡felicidades! Menudo carrerón. ¡Y menuda progresión! Desde luego pensar en el 10.000 sólo es un pasito más y estás más que capacitada.

Siguiente etapa, Gijón. Ya estamos deseando irnos esos días de vacaciones... ¡tendremos que llevar hasta pancartas!

Pasarlo muy bien en Santiago,

besos!!

Publicar un comentario