jueves, 8 de abril de 2010

El Último Samurai


“La vida en cada sorbo de aire. No pensar. Ese es el camino del guerrero.”
.
- El Último Samurai (2003) -
.
.
Nadie nos dijo que fuese a ser fácil. Nadie nos dijo que la razón marcaría el camino. Nadie nos enseñó a guiarnos simplemente con la emoción y la intuición a nuestro lado. Pero nosotros lo sabíamos. En alguna parte de nosotros esos 42.195 metros nos llamaban, nos soñaban recorriéndolos. Frente a nosotros un mar de asfalto con un horizonte de neón. Frente a nosotros la gran ciudad, abierta en canal por 42 kilómetros de avenidas. Nadie nos dijo que iba a ser fácil. Pero si que la soledad de no sentirnos solos nos llevaría hasta la meta. ¿Tantos kilómetros quizás sean excesivos? No lo creo. Simplemente debemos de encontrar nuestro camino, el camino del guerrero. Y no pensar. Disfrutar de cada zancada sin más. Agarrarnos a nuestra respiración, sentir la vida en cada sorbo de aire.

6 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

¿Sabías que?
Los samuráis y su modo de vida fueron oficialmente abolidos en los primeros años de 1870.
No había necesidad para los hombres luchadores, para los guerreros, para los samuráis.
Pero no fueron olvidados del todo.

Y ahí estás tú para demostrarlo, el Bushido, el camino del guerrero sigue vivo.

Miguel dijo...

Buena reflexión para ponerse en la línea de salida de cualquier maratón! Es lo que tiene el maratón... has de tener algo en la cabeza, no sólo se trata de correr y correr sino cómo corres.

No puedo estar más que muy de acuerdo contigo.

Saludos

Fer Panama dijo...

Buen blog Miguel, caí por acá desde el del amigo Jan, con tu permiso me quedo.

La verdad es que durante los entrenos suelo pensar en muchas cosas, me monto muchas historias y batallas, luego en cambio durante la competencia no pienso en mucho, suelo estar concentrado,...después cuando llego a meta no me suelo acordar de muchos detalles, ni de haber visto a gente animando y así, entro en un estado medio catatónico,..jejejeje

Mucha suerte y un abrazo desde Panamá

FER

Carlos dijo...

Yo practiqué kárate muchos años, allá lejos, en mi juventud, y ese espíritu del Bushido del que habla Gonzalo nos llegaba, (quizá no de forma excesivamente genuina, eso sí), a través de revistas, películas..., que devorábamos con fruición. Siempre he pensado que el corredor de fondo tiene mucho de guerrero oriental en el sentido de que cuanto más largas son las carreras, más componente psicológico necesitan, y es en ese camino de perfección que representa el Bushido, (literalmente "El Camino del Guerrero"), en el que encuentro la analogía.

"Sentir la vida en cada soplo de aire". Sublime. Profundo y sublime.

Pepemillas dijo...

¡¡¡ Ese es el espíritu !!! Así lo veo yo. Lo comparto y lo suscribo.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Gonzalo, claro que no están olvidados del todo. Tu blog nos lo recuerda día a día. Y aún te imagino descolgando tu katana. Que al fin y al cabo deber de ser el último samurai del running.

jejeje, Miguel, dejemos fluir la mente... y los kilómetros, claro...

¡Gracias por tu visita Fer! Encantados de tenerte por aquí. Poco a poco voy descubriendo tu blog, así que con tu permiso también viajaremos desde Itaca a Panamá para visitarte. Aquí además vivimos mi amigo Javi (aunque estos días esté algo más desaparecido) y el resto del equipo, nuestras chicas Mónica y Cristia, así que encantados de tenerte entre nosotros.

No puedo estar más de acuerdo contigo, Carlos. Claro que lo nuestro tiene mucho de filosofía oriental. Al fin y al cabo no dejamos de ser guerreros que buscan su camino.

Pepe, ¡ya estamos muy cerca del sueño!. Ya quedan dos semanas para disfrutar y sentirnos un poquito más vivos.

Saludos a todos, ;)

Publicar un comentario