viernes, 9 de abril de 2010

Rodeado de fantasmas


"¿Cuándo empezó todo?, pensó. ¿En qué momento me sumergí? Un oscuro lago azteca vagamente familiar. La pesadilla. ¿Cómo salir de aquí? ¿Cómo controlar la situación? Y luego otras preguntas: ¿realmente quería salir? ¿Realmente quería dejarlo todo atrás? Y también pensó: el dolor ya no importa. Y también: el dolor no importa, a menos que aumente y se haga insoportable. Y también: joder, duele, joder, duele. No importa, no importa. Rodeado de fantasmas."

2666 - R. Bolaño -
.
.
Ver para creer. Y a Dios pongo por testigo que no es simple sugestión. Todo bien. Estoy como me encanta estar. Pasando las últimas cinco semanas antes de Maratón sintiendo que todo fluye, sintiendo mi cuerpo mejor que nunca, sintiendo que mis piernas se deslizan por los kilómetros como si es para lo que hubiesen nacido. Soñando con Maratón mientras todo funciona. Y de repente me veo rodeado de fantasmas. ¿Cuándo empezó todo? Joder, como coño me duele ahora tanto la espalda si nunca me había pasado antes. Joder, en que horita me puse esos calcetines que me regalaron en una carrera y que han convertido mi pie izquierdo en una ampolla enorme. Joder, si compré las zapatillas hace tres semanas como diablos no me he dado cuenta hasta ahora de que un defecto en su interior se me clava continuamente justo debajo del tobillo derecho. Joder. De verdad que no es sugestión. Creo, claro. En fin, no creo que el dolor importe mucho a estas alturas. Al menos esta mañana la espalda se ha despertado bastante mejor después de los ochenta minutos de ayer. Esta tarde comienzo las curas para esa enorme ampolla. Esta tarde me pasaré por la tienda a ver si puedo solucionar de alguna manera lo de las zapatillas, porque aunque sólo quedan dos semanas estoy convencido de que con ellas no puedo seguir corriendo. En fin, seamos realistas. Estoy mejor que nunca. El resto son pequeños contratiempos. El dolor ya no importa. Joder, ¿cuándo empezó todo?

7 comentarios:

Jan dijo...

Cambia ya esos calcetines y esas zapas, y a recuperar esos pies. Tienes tiempo de sobra

Un fuerte abrazo

Gonzalo Quintana dijo...

Podría firmar yo esa entrada. El año pasado tres semanas antes de la carrera me dió una contractura, a los tres días estaba bien pero decidí no hacer series en las últimas tres semanas. Gran susto. Ahora en este me ha empezado un dolor en el empeine, ayer no corrí y hoy estoy mejor, pero el miedo no me lo quita nadie. Malditos fantasmas.

Pepemillas dijo...

Ese sí puede ser uno de mis miedos si es que alguno hay de aquí al 25.
En todo un año menos las semanas que faltan, no he tenido ni el más mínimo contratiempo. No se lo que haya sido, pero algo me ha protegido de todo resfriado, constipado, esguince, contractura, pinzamiento, fascitis... etc, etc...

Sin embargo, ahora que sólo faltan estos pocos días, me preocupa que todo se pueda ir al garete por cualquier tontería inoportuna. Sería triste. Para eso sí que no estoy preparado. Si me tiene que pasar algo, preferiría que fuera a meses vista, no a semanas vista.

Pronta recuperación de ese pie te deseo, Miguel. ¡¡Un abrazo!!

Miguel dijo...

antes de nada, Gonzalo, ¿como mejorastes esa contractura?? ¿algún consejo? Animo, que ya verás como lo del empeine queda en nada.

jejeje

tranquilos, tranquilos,

Realmente debe de existir algo que nos protege, algo que nos permite cumplir cada semana según la tenemos prevista. Algo que realmente quiere que el 25 lleguemos hasta la meta. Y así será.

Mi amigo Javi también lleva unos días con una rodilla tocada, depués de no haberle dolido nunca nada. Animo campeón, que esto está hecho y ya nos queda lo mejor. Pero esto es así. Son los achaques propios del final de la preparación. Así que todos tranquilos que el día 25 estaremos perfectos después de las dos semanas de descarga que nos quedan.

Además, ¿acaso nos importa ahora el dolor?

De todas maneras, hoy estoy bastante mejor que ayer de la espalda (llevaba desde el domingo chunguillo) y confío en que se pase del todo (lo de los pies me importa menos).

No he hecho series esta semana (eso no es raro en mi) pero no me he cortado nada en rodajes medios con mucho ritmo y muchas cuestas (lo que creo que no ha debido de favorecer la situación)...

esperemos que después del rodaje largo de este domingo pueda recuperarme del todo... ¡y que esta tarde solucione tema zapatillas!

gracias a todos

Carlos dijo...

Nada, nada... Lo único que ocurre es que se acerca la fecha. Esa misma ampolla hace dos meses o dentro de uno no sería más que una anécdota. La espalda te ha dolido igual cientos de veces, sólo que no te acuerdas, y sobretodo, ahora estás contínuamente pendiente de ella, por lo que "duele más".

Cambia las zapas, ojo, compra un modelo que hayas usado antes. Tienes estas dos semanas para "domarlas" convenientemente y cuida esa ampolla. Te aconsejaría que fueras al fisio un par de días de aquí a entonces para que te suelte las patas y relaje la riñonada. Te dejará baldado para esa tarde, pero se nota muchísimo.

Venga, un último apretón, que Madrid está ahí mismo...

manuelbinoy dijo...

Siempre me compro el mismo modelo de zapatillas y la cosa me funciona a la perfección; esos fantasmas que te asolan son de pacotilla, habitantes inofensivos del primer campo astral, juguetones, sin maldad, desaparecerán en cuanto no les des excesiva importancia, un abrazo, nos leemos. Cuídate mucho.

Javi dijo...

Estoy seguro q nuestras dolencias seran una mera anecdota antes de la carrera. Ayer me comentaste q tu espalda esta perfecta y q el problemilla de tus zapatillas esta solucionado. Una gran noticia.

Yo estoy algo preocupado, llevo 3 dias parado y la rodilla me molesta, la noto mal, no qiero asustarme pero me preocupa. El tobillo tambien lo tengo algo cargado y me molesta tambien.

Estamos a solo 12 dias de la carrera y no puedo parar ahora la preparacion, aunqe duela hay q segir.

Esta tarde es la prueba de fuego, si sige doliendo habra q sufrir. Pero nada nos detendra

Publicar un comentario