sábado, 24 de abril de 2010

Ha llegado el momento.....por fin,o no...

Despues de 17 semanas de largo, duro y en ocasiones frios entrenamientos (recuerdo un domingo a -8º grados y otros con nieve), despues de pasearnos por nuestras tierras de itaca, el dia D y la hora H, la tenemos al alcalnce de nuestra mano. Son menos de 24 horas las que nos quedan para estar en la linea de salida, con todo preparado y todo dispuesto.


Estos momentos me recuerdan a mi juventud, cuando en el instituto te presentabas a un examen y parecia que te habias quedado en blanco, que no sabias nada de la materia. Ahora parece que el tiempo dedicado a los entrenamientos no han servido para nada, y que eres incapaz de estar ni media hora corriendo.


Pero son los nervios, que aunque digamos que no lo estamos, pensamos que no nos va a salir bien, que se nos ha olvidado algo, que nos va a dar una pajara. Pero ni mucho menos, lo vamos a hacer muy bien, vamos a aguantar 3, 4 ó 5 horas si es necesario. Vamos a llegar.


Me veo en estas semanas y estoy en la carretera de naturavila, con el puerto del boqueron al fondo, calzando las zapatillas del MAPOMA, con las mallas largas y el cortavientos, luchando contra el frio, el aire y contra mi mismo.


Ha sido un entrenamiento duro, ha sido largo, ha sido pesado. A pesar de que he tenido mas carreras entremedias y esto hace que las semanas se hagan más llevaderas, el entrenamiento al MAPOMA, me ha costado mas que el entrenamiento al marathon de Atenas. Puede que el primero lo cojas con mas ganas, con mas ilusion, con mas fuerzas.... Y puede que nuestro segundo maraton haya llegado demasiado seguido al primero.


Por todo esto y más cosas, la importancia de haber completado bien el entrenamiento es inmensa. El stres que he tenido estas semanas, se me ha vsito reflejado en la dejadez que he tenido con el blog, si entrenaba no queria saber del blog, era ya demasiado para mi. Pero entrenando me sentia libre, pensaba en lo que podria escribir en el blog....pero luego no lo cumplia. No podia, necesitaba descansar. He de reconocer que ha podido conmigo. Tenia que elejir, y eleji entrenar.




Una vez que nos pongamos en marcha, nos vamos a comer la carretera, vamos a devorar los kilometros y vamos a querer más. Tenemos hambre de kilometros, de sueños, de ilusiones, de metas, de retos, de disfrutar, de reir, de hablar.... tenemos hambre de carrera.


Aunque queria que llegara ya la carrera, no quiero que termine. ¿Qué vendrá después?, no lo sabemos, no lo podemos saber. Estoy seguro que vendra un nuevo reto ilusionante. Pero ¿y si no llega?. Tengo miedo a sentirme vacio, tengo miedo a no volver a tener iluison, tengo miedo a terminar la carrera y a que todo se acabe. Espero que no sea asi y algo nos vuelva a llenar.


No puedo terminar esta entrada pre-MAPOMA, sin dar las gracias. Gracias a todos los que nos habeis apoyado, tanto en el blog como en persona. Gracias a todos los que nos leeis aunque no os veamos en los comentarios. Gracias a todos los que indirectamente se preocupan de nosotros. Gracias a los que directamente hacen posible que podamos estar en la linea de salida mañana. Especialmente claro, gracias a Cristina por lo bien que nos trata cada vez que nos vemos, la buena persona que es y la magnifica hospitalidad con la que nos recibe en su casa, que hace que nos sintamos en nuestra casa. Gracias Miguel, no tengo palabras para dejar reflejado lo inmenso que eres, la magnifica persona que eres y lo bien que me haces sentir cuando estoy a tu lado. Espero poder compartir contigo miles y miles de aventuras. Gracias de corazon.


Por supuesto gracias a Mónica. Eres mi complemento ideal, entiendes mis preocupaciones, me apoyas, me ayudas...me quieres, me respetas...no tengo malas palabras hacia ti. Toda la paciencia que has vuelto a tener estas 17 semanas, no se como podre agradecertelo. Espero que podamos seguir siendo felices muchos años y que quieras seguir teniendo paciencia antes nuestros proximos retos. Sabes que te quiero.


Y por ultimo, quiero dar las gracias (no se a quién o a qué) por ser tan afortunados de poder simplemente pensar en poder hacer esta carrera, en poder haber entrenado tanto como para pensar que podemos hacerlo, por haber tenido la salud suficiente de poder ser continuos en el entrenamiento, de haber tenido la posiblidad de salir a correr. ¿Valoramos siempre lo que tenemos?¿Nos damos cuenta de lo que tenemos?¿Sabemos que millones de personas darian lo que fuera por tener una cuarta parte de lo que tenemos? Creo que no, creo que en muchas ocasiones somos muy egoistas. De verdad, gracias por ser tan afortunado de poder correr esta carrera. Gracias.


Suerte a todos mañana y suerte siempre. Nos vemos en el asfalto de Madrid.

1 comentarios:

Miguel dijo...

Emotivo post. Sólo desarte suerte!

Publicar un comentario