lunes, 19 de abril de 2010

Heridas de guerra

Sábado 17 de Abril. Carril de los "penchos"



Debo de reconocer que estoy bastante preocupado…

Todo marchaba bien. Fin de semana a Murcia, y al igual que para Atenas, el sábado tocaba el último “rodaje” largo de 90 minutos muy tranquilos. Los dolores musculares de las últimas semanas siguen ahí, las luces de peligro continúan encendidas, pero todo parece que funciona bien. Paseo mis heridas de guerra. Pero corro y me evado. Corro y me siento libre. Corro, y mientras voy recordando a mi cabeza la importancia de sentir los kilómetros, de fluir a través de ellos sin pararse a pensar en más. Voy visualizando Maratón, mientras pienso en la importancia de la mente. Disfruto con lo que hago. Disfruto del paso de los kilómetros y de esa sensación que siente el corredor de fondo mientras todo fluye. Corro a través de una mañana de primavera por los carriles que unen Murcia con las pedanías, muy cerca del río.

Pero de repente todo se complica.

De vuelta a casa, cuando llevo 75 minutos, el gemelo izquierdo se empeña en no continuar hacia delante, y tengo que parar y acabar caminando los cuatro kilómetros que me quedan de regreso. Algo más que las luces de alerta encendidas. En cuanto paro el dolor de la espalda se vuelve muy agudo, y el gemelo, demasiado contracturado, apenas me deja caminar con normalidad.

Ahora sólo pienso en los milagros que pueda hacer el fisio esta tarde. Hoy me tocaba uno de mis entrenamientos preferidos, un rodaje corto pero con partes de calidad que me suele dejar con la “chispa” que tanto me gusta en las piernas. No va a poder ser, pero ahora eso es lo de menos. Incluso ya asumo toda la semana de “parón” pensando en el domingo, mientra espero que esta tarde me deje algo más tranquilo y el fisio me de más luz sobre mi estado real. El dolor de la espalda, a pesar de estar ahí durante todo el día, me preocupa menos. Se que cuando caliento el dolor remite y me deja correr con relativa tranquilidad. Lo que venga a partir del kilómetro treinta ya lo veremos. Y el gemelo me preocupa más, porque lo siento demasiado contracturado. Quizás ambas lesiones estén relacionadas. No se. No me gusta demasiado la situación, pero es lo que hay y así habrá que aceptarlo. Aún pienso en que el domingo voy a llegar bien.

Ahora, echando la vista atrás pienso que quizás hayamos cargado en exceso. Por una parte el haber unido dos bloques de preparación de 17 semanas prácticamente seguidos quizás haya hecho que no descansáramos lo suficiente. Quizás, el objetivo intermedio de conseguir hora treinta en una carrera tan exigente como Segovia ha hecho que hayamos forzado más de la cuenta. Quizás, simplemente, he cargado demasiado con unas semanas en las que he subido tanto el ritmo que quizás me haya pasado de calidad en unas salidas en las que encima he metido todas las cuestas y dureza posible. Posiblemente es un problema de sobrecarga, pero eso ahora es lo de menos.

Mientras, esta semana irá pasando. Tocan unos días de desconectar. De entrenar la cabeza y mentalizarnos para el fin de semana, mientras descansa el cuerpo y espero que se recupere del todo en la camilla del fisio. Desde luego voy a llegar al domingo con hambre de kilómetros. Es más, ahora el trabajo que tengo que hacer en medio del parón y de la sensación de miedo es desconectar todo lo posible para que ese hambre no se transforme en ansiedad o sobre motivación. Durante todas estas semanas de invierno hemos trabajado muy duro. Hemos soñado y compartido ilusiones. Ahora sólo queda esperar que el destino quiera que alcancemos Maratón esta semana. Nosotros no dejaremos de luchar. Ni de soñar. Eso siempre.

Mientras veré más de una vez este video que tanto me motiva, y más en esta ocasión.
.
Haile Gebreselassie. El Emperador I.







Haile Gebreselassie. El Emperador II.



9 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Eres un luchador y no te vas a venir abajo ahora. El fisio te va a dejar nuevo, no vas a perder nada ya que esta semana es para que las heridas de entrenamiento se cierren, hubiera sido peor hace un par de semanas. Haz una salidilla suave a mitad de semana para probar. Vas a estar ahí, creételo, vas a estar ahí.

Jan dijo...

Miguel, espero que el fisio nos de buenas noticias esta tarde, y que todo se ponga bien para el domingo.

Lo bueno es que esta semana es de bajada y perderse un entrenamiento no es importante.

Un fuerte abrazo. Esoeramos noticias

carles aguilar dijo...

A veces las cosas se complican de forma inesperada... Y las dudas se ciernen en nuestro horizonte... Pero recuerda que tienes en tu interior el espíritu del Maratón... Los más difícil no es el cuerpo, es la mente... Adelante...!!

Miguel dijo...

Hay que seguir como sea... Muchos ánimos

Saludos

Javi dijo...

Ya somos 2 los que estamos preocupados, tu gemelo es mi gemelo y si te duele a ti me duele a mi.

Pero mi gemelo izquierdo tambien me preocupa, tambien le tengo con un pequeño problema. Un ligero pinchazo que el sabado no le note pero ayer y hoy le noto y me molesta y preocupa. Probare hoy 50 minutos suaves para ver si realmente es muy preocupante o pasajero.....

De lo que estoy seguro, es que el domingo no nos impedira esatr en la linea de salida del segundo gran reto.

Puede que si que hayamos juntado las 2 maratones demasiado, para unos noveles en esta distancia como nosotros, pero somos fuertes y lo superaremos.

La exigencia que tenemos nosotros mismos con otras carreras tambien puede q haya influido un poco en nuestro estado fisico. Y el cansancio psicologico puede q tambien nos haya afectado.

Pero no podremos negar que tenemos ganas de juntarnos y correr juntos, que nos sentimos con las fuerzas necesarias para hacer esta carrera y mas, que estamos super contentos y orgullosos de los entrenamientos realizados y las carreras con sus tiempos.

Somos un equipo y eso se nota, nos apoyamos en todo, nos ayudamos en cada detalle y compartimos los buenos y malos momentos.

Estoy deseando que llegue el sabado y empecemos a saborear el ambiente de la carrera y a empezar a disfrutar de la union del grupo. Pero sigo sin querer que llegue el domingo por la tarde....no quiero.

Mientras nos motivaremos con los videos que nos has dejado, que salvando las inmensas diferencias que hay, tenemos similitud de lo que ocurre.
¿Lograremos nosotros lo que logro el gran Haile Gebreselaisse?. Simplemente con el hecho de poder correr y terminar la carrera, es como para él batir el record del mundo.

Mucho ánimo Miguel, campeón, las noticias serán buenas. Hablamos.

Un fuerte abrazo!!

JUAN dijo...

Bueno, y si duele, corres MAPOMA igualmente, y si hay que amputar la pierna a la altuda del cuello ¿qué más da?
En serio, seguro que el fisio te deja nuevo y la adrenalina el domingo te hace olvidarlo
Mucho ánimo
JUAN

Tecolinha dijo...

Miguel, mucha suerte hoy con el fisio. Ojalá dé buenas noticias. Si puedes correr este maratón, que con tanta ilusión has preparado, mejor. Si no, lo importante eres tú, no lo olvides.
Yo te mando toda la energía de Maratón, como tú le llamas, para que te cure hoy mismo.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Un millón de gracias a cada uno por cada ánimo. Gracias.

Commedia dijo...

Ánimo, Miguel, no desfallezcas (y descansa), que ya queda menos para llegar a una nueva Ítaca.

Publicar un comentario